viernes, 9 de julio de 2010

Crónica de la espera

Congo, París, Roma
Ios, Caracas, Bombay,
La Habana, Santa Marta,
me regalabas saludos múltiples
llenos de atardeceres
me obsequiabas lunas redondas
reflejos de mundos plateados
me hacías crónicas sonrientes
y se escapaban lágrimas solitarias
Londres, Berlín, Atalanta
atalayas de amores pospuestos
besos certificados
abrazos sellados con tu lengua
y abiertos desesperadamente.
nunca supe a donde destinar
mis besos
y un nenúfar fue creciendo
en mi estómago
la puerta estuvo siempre abierta
sin embargo nunca entraste
tú te conformaste con el buzón
Congo, París, Roma,
Ios, Caracas…..